+39 055 216110 info@davidschool.com

Una lengua joven con una larga historia.

Los orígenes del idioma italiano
Entre el 3000 a.C. y el 1000 a.C., las poblaciones de origen indoeuropeo llegaron desde Europa Central y Oriental y se mezclaron con los pueblos mediterráneos, incluyendo los que vivían en la península italiana (etruscos, ligures, sardos, etc.). Algunos de ellos se establecieron en el Lacio y fundaron Roma.

El latín y el nacimiento de las lenguas neolatinas
Los habitantes de esa población se llamaban latinos y la mezcla de palabras mediterráneas e indoeuropeas dio origen al latín. Cuando los antiguos romanos conquistaron los territorios de la península, su lengua se mezcló con las preexistentes. El latín también influyó en otras lenguas habladas por las poblaciones europeas, dando lugar a nuevas lenguas neolatinas (español, francés, portugués y rumano).

Las lenguas vulgares, la Toscana y Florencia
Con el colapso del Imperio Romano, mientras que en Roma el latín continuó siendo hablado como un idioma culto, las lenguas vulgares habladas por el pueblo se desarrollaron en otras partes de Italia. A finales del primer milenio, la posición central de la Toscana con respecto a la península italiana favoreció el comercio entre Roma y el resto de Europa, especialmente Florencia se convirtió en un punto comercial cada vez más importante.

Los grandes escritores toscanos de la Edad Media
Con su desarrollo económico, la cultura que generó a los escritores toscanos como Dante, Petrarca y Boccaccio también creció. Escribieron en florentino obras vernáculas tan bellas e importantes que se difundieron rápidamente y se hicieron tan famosas en toda Italia que se convirtieron en un punto de referencia para todos los demás escritores nacidos en los siglos siguientes.

La lengua vernácula florentina como lengua culta
Una contribución al crecimiento de la lengua vernácula florentina está dada también por el hecho de que fue utilizada, en lugar del latín, también por los grandes científicos y artistas toscanos (Leonardo da Vinci, Galileo Galilei, Miguel Ángel, Botticelli, Maquiavelo, etc.). En las demás regiones de Italia, debido al bajo nivel de alfabetización, se siguieron hablando los dialectos vernáculos.

El florentino se extiende en Italia
A mediados de 1800, cuando Italia era una tierra de conquista disputada por los franceses, españoles y austriacos, creció la voluntad de los italianos de liberarse de los invasores y convertirse en una patria independiente. Muchos escritores, en este sentido, decidieron utilizar el idioma florentino como única lengua nacional para escribir sus obras.

El idioma italiano y la unidad de Italia
El más importante fue el escritor milanés Alessandro Manzoni, con su obra más importante, I promessi sposi. Fue la principal contribución a la causa del Risorgimento la que llevó a la unificación de las regiones italianas en un solo estado independiente con la unificación de Italia en 1861.

El idioma italiano y los dialectos
Mientras que en toda Italia el italiano se convirtió en el único idioma culto escrito y hablado, debido a la pobreza los vulgares regionales generaron un segundo idioma hablado: el dialecto, diferente en cada región de Italia, más marcado en las regiones del sur y del norte.

El idioma italiano hablado por todos los italianos
Con el fin de la Segunda Guerra Mundial, gracias al fuerte crecimiento económico de los años 50 y 60 y a la fuerte voluntad política de alfabetización del pueblo italiano, todos los italianos pudieron ir a la escuela y comunicarse en un solo idioma: el idioma italiano.

Istituto Il David – Escuela de idioma italiano – Florencia